Bienvenido al movimiento Save the Children

Grace, entre la guerra y el hambre

   

Web 2.jpg

Akwot perdió a su esposo a consecuencia del conflicto armado que aún prevalece en Sudán del Sur. Desde ese momento, le ha sido muy difícil conseguir los ingresos necesarios para mantener a sus dos hijos. Grace, la menor, se alimenta aún de leche materna, pero hace unas semanas comenzó a rechazarla, perdiendo peso rápidamente.

Grace recibió tratamiento inmediato en un hospital local, donde Save the Children brinda apoyo nutricional. De haberlo postergado, su condición se hubiera agravado considerablemente al punto de poner en riesgo su vida.

"Grace estaba teniendo problemas para respirar, tenía mucha fiebre y no quería comer, después comenzó a presentar vómito y diarrea, así que la traje rápidamente al hospital. La primera vez que llegamos, mi hija estaba sufriendo mucho. Después de varios tratamientos, comenzamos a ver que su condición mejoraba, pero tuvo que ser ingresada al área de terapia intensiva. Tras salir de peligro, será asistida por el Programa de Terapia Ambulatoria de Save the Children. ¡Gracias a todas las personas que me ayudaron a salvar la vida de mi hija! Salva a más niños y niñas como Grace.

Cuando Grace comenzó a enfermarse, estaba muy preocupada, pensé que la perdería como a mi esposo. ¡Estaba desesperada! Me acerqué a mis vecinos para que me ayudaran a tomar una decisión, no sabía qué hacer. Hoy estoy tranquila y agradecida con Save the Children, ya que me darán los alimentos para que mi hija siga su tratamiento en casa, y cada miércoles la traeré a revisión.

Tengo otro hijo en casa a quién también debo cuidar. De ahora en adelante tomaré todas las precauciones y cuidados necesarios para que mis hijos estén bien”. Finalizó Akwot.

Nuestra labor en Sudán del Sur

Bor, la capital de Sudán del Sur, se encuentra en condiciones altamente precarias a consecuencias del conflicto armado que prevalece en el país. Los caminos a Bor son muy peligrosos, los cierres son muy frecuentes, limitando la distribución de alimentos y medicamentos.

Save the Children proporciona apoyo al Hospital Estatal de Bor con centros de estabilización y programas de alimentación para pacientes ambulatorios. Los niños y las niñas que llegan al hospital son evaluados, y de requerir admisión, reciben seguimiento puntual, líquidos y alimentos terapéuticos listos para usarse como pasta de maní altamente nutritiva.

Niños y niñas que no presentan desnutrición aguda o severa, o aquellos que se han recuperado en el centro de estabilización, son registrados en el programa de alimentación para pacientes ambulatorios de Save the Children. Los padres llevan a sus hijos al hospital una vez a la semana para que un médico evalúe el progreso de su hijo o hija y recibir alimentos terapéuticos para los siguientes días.

Personas como tú alrededor del mundo, han salvado la vida de miles de niños y niñas como Grace, pero aún 1.4 millones de niños y niñas están en riesgo de morir. Ayúdanos a que la indiferencia no extinga sus vidas ¡Dona ahora!

 

boton-blog