Bienvenido al movimiento Save the Children

Lety nos comparte su experiencia en Sinaloa

   

"Hola, me llamo Leticia Velarde, pero todos me conocen como Lety. Tengo 6 años trabajando en Save the Children.

Aquí en Sinaloa trabajo en tres proyectos, Escuelas Construyendo Paz (ECPAZ), Alimento mis Derechos y Juntos por los Derechos de Niños y Niñas. ECPAZ busca construir una Cultura de Paz con la participación activa de jóvenes en riesgo frente a la violencia en escuelas y comunidades. Con hijas e hijos de jornaleros agrícolas fomentamos el ejercicio de derechos fundamentales como la salud y la alimentación, entre otros.

Mi día a día varía de acuerdo a la comunidad donde voy a trabajar: cuando voy a la oficina estatal, aquí en Culiacán, tardo 30 minutos en llegar en mi auto; cuando se trata de salir a las escuelas, la distancia varía mucho, desde 30 minutos en la misma zona urbana de Culiacán, hasta 4 horas en la parte rural del sur del estado (a más de 400 kilómetros); si hablamos de la zona norte, serían aproximadamente 2:30 horas, aproximadamente 210 kilómetros. 

Lety.jpg

El trabajo es demandante, frecuentemente trabajamos largas jornadas, incluso fines de semana, pero las satisfacciones son más, sobre todo cuando podemos ver los cambios en la vida de niños, niñas y adolescentes. Apoya el trabajo de Lety y nuestro equipo de campo.

La violencia en el estado de Sinaloa es muy fuerte. En las escuelas donde trabajamos, con frecuencia encontramos armas y drogas, pero eso no es un impedimento para seguir trabajando, sobre todo cuando los niños y las niñas nos cuentan como Save the Children les está ayudando a ver las cosas de otra manera, a ser conscientes de que existen otras opciones de vida, que ahora pueden explicar el por qué de las cosas. Con nosotros sí tienen la confianza para hablar, les abrimos un espacio para ello, algo que quizá con otras personas adultas, con maestros por ejemplo, les cuesta mucho más.

Durante el tiempo que llevo trabajando en Save the Children, hemos logrado cosas muy positivas a favor de la niñez de Sinaloa, pero la satisfacción más grande que tengo es haber contribuido a que ya no sean explotados niños y niñas en los surcos. Nos llevó años sacar a todos de los campos agrícolas, pero hoy podemos decir orgullosos, que lo conseguimos.

Save the Children opera en Sinaloa programas para mejorar las condiciones de vida de hijos e hijas de jornaleros agrícolas, a través de la promoción de sus derechos y acceso a alimentación nutritiva y balanceada. Con adolescentes sinaloenses que viven en entornos de violencia, lo que buscamos fomentar una cultura de paz, respeto a las diferencias y equidad de género dentro de las escuelas.

Conviértete en Defensor de la Niñez

 

boton-blog