Bienvenido al movimiento Save the Children

Noé nos cuenta su experiencia en Oaxaca

   

Noé Rojas trabaja en Save the Children desde hace 3 años. Es Promotor Educativo para los programas que se llevan a cabo en el Estado de Oaxaca.

“¿Qué fue lo que me trajo a Save the Children? Definitivamente porque creo en una mejor educación para niños y niñas.

Desde que cursaba secundaria quería ser profesor, pero poco a poco, mis intereses fueron cambiando y deseaba un campo de conocimiento más amplio, por lo que decidí estudiar Ciencias de la Educación.

Llegué a Save the Children motivado por el trabajo que hace la organización, no sólo en México, sino alrededor del mundo. Ser parte de este movimiento ha sido una de las experiencias más satisfactorias en mi vida.

Como Promotor Educativo, mi trabajo se desarrolla en terreno, directamente con niños, niñas y adolescentes en los diferentes cursos y talleres que impartimos. El programa que opera Noé, también contempla la construcción de ecotecnias para mejorar la calidad de vida de la comunidad. Se un Defensor de la Niñez y apoya programas como este.

Yo vivo en la Ciudad de Oaxaca, por lo que me tengo que transportar a la comunidad de Coatecas Altas prácticamente todos los días. Me levanto de lunes a viernes a las 5 de la mañana, para poder estar en la comunidad entre 8:30 y 9:30am y empezar así a trabajar con los grupos desde primera hora. El camino es un poco largo, unas 2 horas y media, y alrededor de tres transportes, que generalmente son camiones de carga habilitados como transporte de pasajeros y motocicletas.

A veces me cuesta mucho levantarme, pero después recuerdo las pláticas, los rostros de niños y niñas y la manera en que se acercan a mi para compartirme sus inquietudes y hasta pedirme consejos, y eso es lo que realmente me activa cada mañana y estar listo para salir a trabajar.

Generalmente estoy de vuelta en mi casa a las 8 de la noche, siempre y cuando alcancemos transporte, ya que en algunas ocasiones se prolongan los talleres y ya no encontramos ninguno, ni siquiera una moto, por lo que tenemos que valernos del clásico aventón.

Mi familia y amigos nunca han entendido mi trabajo como Promotor de los Derechos de la Niñez, aún hoy creen que soy profesor.

Me suelen preguntar si no me da flojera ir a trabajar tan lejos, pero para mí eso no es un obstáculo, ya que mi objetivo es trabajar por un mundo mejor y poco a poco lo estamos logrando.

La satisfacción más grande que tengo es que los niños y las niñas me vean como alguien en quien pueden confiar, y preguntar abiertamente sobre cualquier tema, aún aquellos que por alguna causa ya no están en la escuela.”

Save the Children desarrolla en Coatecas Altas, Oaxaca, un programa para la prevención de la migración no acompañada de niños, niñas y adolescentes. Trabajamos para erradicar las causas que generan la migración peligrosa, a través del empoderamiento y mejorando las oportunidades de desarrollo de las comunidades.

Noé trabaja en Save the Children, y también es Defensor de la Niñez, tú ¿ya te convertiste?

boton-blog