Bienvenido al movimiento Save the Children

AL MENOS 1,000 NIÑOS Y NIÑAS HERIDOS EN GAZA POR PROTESTAS

Gaza

El número de víctimas infantiles en Gaza desde que comenzaron las protestas hace más de seis semanas supera las 1,000 víctimas, luego de uno de los días más violentos que se hayan registrado al día de hoy.

Las protestas del viernes 11 de mayo resultaron en un mayor número de heridos, además de  informes sumamente preocupantes como el referente a que un joven de 14 años se encontraba entre los cinco niños asesinados, convirtiéndolo en una de las víctimas más jóvenes desde que comenzaron las protestas hace más de seis semanas. 

El incremento de las víctimas en Gaza está teniendo un impacto devastador en niños y niñas. Según los informes, el número total de heridos de todos los manifestantes ha superado los 10,000, y alrededor del 50 por ciento requieren hospitalización. El gran número de heridos ha dejado a los trabajadores médicos luchando por mantener el ritmo en la atención y ha empujado aún más a los servicios públicos y a las familias a un punto crítico.

"La situación en Gaza se está deteriorando rápidamente y estamos profundamente preocupados por el impacto físico y psicológico que está teniendo la violencia en niños, niñas y las familias", declaró Jennifer Moorehead, Directora de Save the Children en los Territorios Ocupados Palestinos.

"Ya han muerto más de diez niños y miles han resultado heridos, muchos sufren lesiones y traumas que les cambiaron la vida". De acuerdo al Ministerio de Salud en Gaza, hay docenas de casos de niños y niñas que sufren lesiones extremas. Esto incluye amputaciones, fracturas que han hecho pedazos sus huesos debido a disparos de metrallas o municiones. Algunos han sido golpeados en el torso, la cara, el cuello y la cabeza. Esto está teniendo un grave efecto en niños, niñas y sus familias; no es una exageración.

"Las familias sufren las consecuencias luego de 10 años de bloqueo y tres conflictos a gran escala. Están luchando para atender a niños y niñas gravemente heridos y angustiados al sólo recibir apoyo médico limitado. Es realmente desgarrador. Los padres de los heridos nos dicen que no saben cómo mantener a sus hijos e hijas, mientras que los niños y niñas nos expresan que la violencia les hace sentir desesperanzados, inseguros y atemorizados. Un niño de 14 años que resultó gravemente herido en ambas piernas nos dijo que sentía que se volvería 'loco' después de enterarse de que no podría caminar durante dos años debido a su lesión”.

De acuerdo a  los datos de un grupo de trabajo de protección interinstitucional casi 600 niños y niñas requieren apoyo psicosocial, una cifra que aumenta después de cada ola de protestas.

Un análisis realizado la semana pasada por Save the Children y nuestra organización asociada, el Centro de Desarrollo MAAN, descubrió que de 500 lesiones a niños y niñas casi el 50 por ciento habían sido golpeados con una munición real.

La Unión Europea, el Secretario General de la ONU, así como agencias de ayuda humanitaria y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos han expresado su preocupación por el uso excesivo de la fuerza como respuesta. El Secretario General de la ONU pidió que se lleve a cabo una investigación independiente.

"Instamos encarecidamente a que todas las protestas sean pacíficas, y hacemos un llamado a todas las partes para que aborden las causas a largo plazo de este conflicto y promuevan la dignidad y la seguridad de israelíes y palestinos", dijo Moorehead. En un momento en que las necesidades de las familias solo están aumentando. La comunidad internacional debe intensificar y hacer más para ayudar a las personas y a las familias de Gaza". A pesar de esto, el financiamiento es más bajo que nunca”.

Gaza permanece bajo un bloqueo de diez años por parte de Israel que ha afectado casi todos los aspectos de la vida cotidiana, desde la educación y el empleo hasta la salud y el saneamiento. El estancado proceso de reconciliación entre la Autoridad Palestina que gobierna Cisjordania y la autoridad de facto en Gaza ha profundizado aún más la crisis económica y social de los niños, niñas y sus familias en Gaza, con cortes de electricidad y recortes salariales de miles de empleados de la AP . Una reducción general en la asistencia y los recortes pendientes al presupuesto del UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo) han agravado aún más los problemas.

Contexto

Tras las protestas del pasado viernes 11 de mayo de 2018, el Ministerio de Salud Palestino en Gaza anunció que había registrado 9,800 heridos tras seis semanas de protestas. El lunes, el Ministerio compartió que había recibido al menos 1,600 lesiones más, lo que eleva a más de 10,000 víctimas.

El Ministerio anunció que 793 niños habían sido hospitalizados el 4 de mayo. Se informó que otras 973 personas resultaron heridas el viernes siguiente, 11 de mayo. Aunque aún no se ha confirmado el desglose de las lesiones infantiles, los niños y niñas  representan el 14-20 por ciento de todas las lesiones cada semana desde que comenzaron las protestas. Como tal, con las estimaciones más conservadoras, al menos 136 lesiones ocurrieron el viernes. Agregando a los 200 niños que resultaron heridos el lunes, esto suma un total de 1.129. El domingo, antes de que comenzaran las protestas del lunes, el Ministerio de Salud compartió Save the Children que un total de 1010 niños (920 niños y 90 niñas) habían resultado heridos.

Las protestas en Gaza culminaron el 15 de mayo con una  a una huelga general en la Franja de Gaza para conmemorar el Día de la Independencia de Israel, también conocida como la Nakba o "catástrofe" por los palestinos se  desplazaron por el conflicto.

Aproximadamente 1.3 millones de los 1.9 millones de habitantes de Gaza son refugiados o descienden de aquellos que fueron desplazados por los combates que estallaron hace 70 años.

Save the Children es una de las organizaciones no gubernamentales más grandes que trabaja en Gaza, abordando las necesidades humanitarias inmediatas y de desarrollo a largo plazo de niños, niñas y adultos. Tenemos más de 30 años de experiencia sobre el terreno y actualmente implementamos programas en las áreas de educación, protección infantil, medios de vida y oportunidades económicas, y apoyo psicosocial. También proporcionamos servicios de agua y saneamiento y trabajamos a través de socios para proporcionar una gama más amplia de otros servicios.

El Centro de Desarrollo MAAN, uno de nuestros socios sobre el terreno, es una institución independiente de desarrollo y capacitación palestina establecida en 1989. Funciona en todo el país, en la Franja de Gaza y en Cisjordania, incluido Jerusalén Oriental.

 

boton-blog