Bienvenido al movimiento Save the Children

3 DE CADA 4 BEBÉS ROHINGYA NACEN EN REFUGIOS INSALUBRES

Kortiza

De acuerdo a una encuesta realizada por Save the Children, 75 % de las y los bebés rohingyas que nacen en refugios lo hacen en condiciones insalubres e inseguras.

Cientos de madres y bebés en los campamentos de refugiados podrían morir este año por causas totalmente prevenibles.

A la cifra anterior se suma un informe de UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) y el CDC (Centro para el Control de Enfermedades) que estima que por cada 100,000 bebés rohingya nacidos vivos, mueren 179 madres por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto: casi dos veces y media más alto que el objetivo mundial de mortalidad materna que es de 70 por 100.000 nacidos vivos.

El informe del UNFPA/CDC también destacó que la mitad de todas las muertes maternas ocurren en los campamentos. Los partos en el hogar también ponen en grave riesgo la vida de la madre y su bebé, ya que las parteras no calificadas a menudo no pueden identificar o manejar las emergencias a tiempo, desconocen las condiciones preexistentes de salud de las madres y operan en condiciones poco higiénicas.

¡Tu apoyo puede salvar la vida de niñas y niños! Únete a #StopTheWarOnChildren

A pesar de la disponibilidad de atención prenatal, de parto y postnatal gratuita, se deben redoblar esfuerzos para eliminar las barreras sociales y alentar a las futuras madres y a sus familias a acceder a la atención médica calificada.

Las condiciones en que las madres dan a luz en los campos de refugiados rohingya deben mejorar rápidamente para salvar vidas. Es por eso que Save the Children solicita:

  • Inversión urgente en instalaciones de salud adecuadas para las futuras madres y sus familias.

  • Atención prenatal, de parto y postnatal en los campamentos de refugiados

  • Reuniones con líderes comunitarios para abordar las prácticas tradicionales que impiden que las mujeres embarazadas busquen atención médica adecuada.

Niñas y niños mueren cada día a consecuencia de los conflictos armados. Tú puedes hacer algo por ellos hoy.

Kortiza de 30 años es una madre refugiada que vive en un campamento en Cox’s Bazar, 3 de sus 4 hijos nacieron en casa, pero en su último embrazo fue diferente; personal de Save the Children le brindó orientación sobre los cuidados y seguimientos que debía tener, así como la opción de dar a luz en una clínica donde la organización opera.

"Cuando estaba dando a luz a mi última bebé, los dolores eran muy fuertes, tenía miedo porque estaba sola y no tenía a nadie que me ayudara con el parto. Tuve que caminar 40 minutos desde mi casa a la clínica de Save the Children.

Si hubiera dado a luz en casa hubiera sido muy complicado, no tenía partera, instrumentos médicos, nadie para cortar el cordón, nadie para limpiar el lugar después. Hoy les digo a otras madres que usen todos los servicios aquí, también el prenatal también. Usaré los servicios postnatales para vacunar a mi bebé cuando cumpla 3 meses, también la traeré a revisión. Haré usos de los servicios de planificación familiar para prevenir embarazos". Finalizó Kortiza mientras presentaba a su bebé.

Mejorar los servicios de salud antes, durante y después del embarazo, así como la atención a recién nacidos son prioridades para la labor de Save the Children, principalmente en países en desarrollo o que viven bajo conflictos armados o guerras.

Súmate a #StopTheWarOnChildren y ayúdanos para que el futuro de niñas y niños sea diferente. Da click aquí.

 

boton-blog