Bienvenido al movimiento Save the Children

¿Cómo afecta el COVID-19 a niñas, niños y adolescentes en contextos de movilidad humana?

 

movilidad-humana-femsa-savethechildren

 

De acuerdo con la OMS[1], niñas, niños y adolescentes tienen las mismas probabilidades que las personas adultas de contraer y transmitir el coronavirus.

 

El caso de la niñez migrante, refugiada y solicitante de asilo que se encuentra en albergues o estaciones migratorias es de alta vulnerabilidad, si se considera que la movilidad en estos espacios suele ser limitada y hay pocas posibilidades de mantener el distanciamiento social e higiene constante[2]. Además, los efectos relacionados con cambios en la rutina o la desestabilización del contexto familiar o comunitario, pueden alterar el entorno de forma negativa, impactando directamente en el desarrollo y bienestar de niñas, niños y adolescentes, por lo que acciones de protección deben llevarse a cabo de manera inmediata [3].

 

Quienes por las medidas de sana distancia deban permanecer largos periodos de tiempo en los espacios públicos, debido a la reducción de la capacidad de los albergues, por ejemplo, son más propensos a contraer infecciones respiratorias debido a su constante exposición con el aire contaminado; de hecho, se ha convertido en una de las principales amenazas para la salud de niñas, niños y adolescentes, causando una de cada diez defunciones a nivel mundial[4]. Si esta exposición a los contaminantes sucede en edades tempranas, el desarrollo de los pulmones se puede ver afectado y los impactos del COVID-19 podrían ser devastadores.

 

En cuanto a las circunstancias que exacerban los riesgos para la población migrante, refugiada y solicitante de asilo, se encuentran las afectaciones socioeconómicas, debido a que la falta de fuentes de empleo, apoyos gubernamentales o la disminución de la ayuda brindada por redes formales e informales, impactan directamente a la niñez y adolescencia, no solamente al generarse entornos de frustración y violencia, sino que también se ven disminuidas las posibilidades de acceder a una alimentación con contenido nutricional suficiente para desarrollar y mantener sus sistemas inmunológicos saludables y evitar contraer cualquier tipo de enfermedad que pueda generar repercusiones mayores en caso de estar expuestos al coronavirus [5].

 

EL COVID-19 Y LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

 

De acuerdo con la Dirección General de Epidemiología, desde que comenzó la pandemia en México y hasta el 13 de julio del presente año, 7 mil 377 niñas, niños y adolescentes han sido contagiados por el COVID-19 y 125 han perdido la vida por esta causa. Aunque algunos de ellos han sido extranjeros, es difícil determinar su condición migratoria[6].

 

Cabe señalar que la reciente existencia del COVID-19 y su relación con otro tipo de enfermedades en niñas, niños y adolescentes aún son desconocidas, y aunque en la mayoría de los casos se han mostrado síntomas leves, recientemente se han detectado afectaciones graves que pueden involucrar inflamación de la piel, ojos, vasos sanguíneos y corazón de niñas y niños. Esta nueva enfermedad denominada “síndrome inflamatorio pediátrico multisistémico” ha causado 102 afectaciones y tres fallecimientos de niñas y niños en Estados Unidos y podría estar relacionada de alguna manera con el coronavirus debido a que, en todos los casos, los afectados dieron positivo a la prueba o mantenían anticuerpos que sugieren haber estado expuestos al COVID-19[7].

 

Por otra parte, la incertidumbre y afecciones del COVID-19 pueden ser causantes de estrés tóxico, afección que se produce cuando una niña o niño se enfrenta a situaciones adversas intensas, frecuentes o prolongadas sin el apoyo adecuado de una persona que le ayude a hacer frente a dichas situaciones de manera sana[8]. Si padecen de estrés tóxico de forma prolongada, los daños a su cerebro serán graves y permanentes, afectando el desarrollo cognitivo, el control emocional[9], depresión y otras enfermedades como diabetes, y padecimientos cardiacos [10].

 

¿CÓMO CONTRIBUYE SAVE THE CHILDREN ANTE ESTE ESCENARIO?

 

A través de una alianza estratégica entre Save the Children y Fundación FEMSA, se están llevando a cabo acciones para apoyar a la niñez y sus familias en contextos de movilidad humana. El apoyo de Fundación FEMSA ha permitido fortalecer nuestra presencia en albergues de cinco entidades federativas del norte y sur de México. Para lograrlo se han desarrollado numerosas piezas audiovisuales y diversos materiales educativos que tienen como objetivo promover entornos más seguros y saludables en los albergues, así como acompañar a niñas, niños y adolescentes en sus procesos educativos, de desarrollo de habilidades socioemocionales y fortalecimiento de buenos hábitos de higiene.

 

¿QUÉ FALTA POR HACER?

 

Es importante que el gobierno atienda de manera especial e inmediata a las niñas, niños, adolescentes y familias migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, a través de las siguientes acciones:

 

  1. Permitir el acceso a los servicios de salud a las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo que presenten los síntomas de la enfermedad causada por el COVID-19, dando seguimiento a su recuperación o brindando atención especializada en casos de complicaciones.
  2. Ofrecer a las madres, padres y cuidadores, el apoyo necesario para lidiar con el estrés y para satisfacer las necesidades básicas de salud y nutrición de sus hijos e hijas.
  3. Poner a disposición líneas de ayuda, utilizando las diferentes plataformas disponibles de comunicación, para prevenir y responder ante situaciones de violencia, brindar primeros auxilios psicológicos, orientación, acompañamiento y apoyo psicosocial, a fin de ayudar a aliviar o superar los retos que están enfrentando ante la pandemia del COVID-19.
  4. Incluir a la población migrante, refugiada y solicitante de asilo en los programas sociales, acercando los diferentes servicios y apoyos disponibles en materia de vivienda, alimentación, trabajo, educación, asistencia social y protección.

 

 

[1] Organización Mundial de la Salud (2020), Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19), ¿Pueden los niños o los adolescentes contraer la COVID‑19? Disponible en: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses

[2] Human Rights Watch (2020), Devastador impacto del COVID-19 para niños y niñas. Disponible en: https://www.hrw.org/es/news/2020/04/09/devastador-impacto-del-covid-19-para-ninos-y-ninas

[3] Protección de la Niñez y Adolescencia ante el COVID-19. Mensajes para el equipo del sector educativo. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=78bAU5ClF8Q

[4] Organización Mundial de la Salud (2018). Más del 90% de los niños del mundo respira aire tóxico diario. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/detail/29-10-2018-more-than-90-of-the-world%E2%80%99s-children-breathe-toxic-air-every-day

[5] Un estudio realizado en más de 2,000 niñas y niños en China encontró que, de los casos pediátricos que presentaron COVID-19, 10.6% de las niñas y niños menores de 1 años resultaron en casos severos o críticos. Una de las razones que puede ocasionar esta vulnerabilidad es la falta de madurez del sistema inmune, lo que les hace más susceptibles a contraer virus e infecciones respiratorias graves. Consultado en Dong Y, Mo X, Hu Y, et al. (2020). Epidemiological characteristics of 2143 pediatric patients with 2019 coronavirus disease in China. American Academic of Pediatrics. https://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2020/03/16/peds.2020-0702.full.pdf y en Cruz A, Zeichner S. (2020). COVID-19 in children: initial characterization of the pediatric disease. American Academic of Pediatrics. https://pediatrics.aappublications.org/content/pediatrics/early/2020/03/16/peds.2020-0834.full.pdf

[6] Dirección General de Epidemiología, Covid-19 México, Información General. Disponible en: https://coronavirus.gob.mx/datos/#DOView

[7] The New York Times (22 mayo 2020), Los niños y el coronavirus: lo que se sabe del síndrome pediátrico relacionado con la COVID. Disponible en: https://www.nytimes.com/es/2020/05/22/espanol/estilos-de-vida/PMIS-coronavirus-infantil.html

[8] El camino hacia la recuperación. Disponible en: https://www.savethechildren.mx/sci-mx/files/01/01cb3da6-5b56-4656-901d-21d2c952f216.pdf

[9] Hald, Mark. (2014) Child Development: Bonding and Attachment. An overview of the impact of stress, neglect, and trauma on child development and attachment relationships.

[10] Save the Children, Heridas invisibles. Disponible en: https://www.savethechildren.mx/que-hacemos/emergencias-humanitarias/nuestro-trabajo-en-el-mundo/heridas-invisibles

 

boton-blog