Bienvenido al movimiento Save the Children

Cómo educar mediante la crianza con ternura

Cómo educar mediante la crianza con ternura_Save the Children

 

Erradicar la violencia en los métodos de crianza de niñas, niños y adolescentes es posible. Conoce algunos tips que te ayudarán a lograrlo a través de la crianza con ternura.

 

Por décadas hemos escuchado frases como: “Te pego porque te quiero”, “Me duele más a mí que a ti”, “Más vale un golpe a tiempo”, etc., pero ¿realmente son efectivas o solo son una salida fácil ante la incapacidad de dialogar o buscar opciones no violentas? Sin duda un gran debate dentro de una sociedad donde la violencia se ha normalizado de tal forma, que parece algo natural.

 

Ningún tipo de violencia es justificable, mucho menos cuando se aplica a niñas, niños y adolescentes para corregir y disciplinar. Educar y disciplinar desde el amor es posible a través de la crianza con ternura.

 

Save the Children promueve la crianza con ternura desde la primera infancia, a fin de proteger a niñas y niños contra a violencia y el abuso. Súmate a este y otros proyectos aquí.

 

Te compartimos algunos tips que pueden ayudarte a comenzar a entender el concepto de crianza con ternura, pero sobre todo, para que sea un elemento importante al momento de aplicar acciones disciplinarias con tus hijas e hijos.

 

  • Acércate a ellas y ellos desde el amor incondicional.
  • Hazles saber que no tienen que ser o hacer nada para que les ames.
  • Respeta su manera de ver el mundo, procura escuchar y respetar sus opiniones, necesidades e inquietudes, sin buscar cambiarlas.
  • Abre el espacio para que exploren y acompáñales en el juego, observando cómo se manifiesta en él su potencial, sus capacidades y su naturaleza.
  • Háblales abiertamente, apóyales para evaluar las consecuencias de sus acciones, para acordar las medidas para prevenir y para establecer conjuntamente límites claros y posibles.
  • Permite el desarrollo de su autonomía y su capacidad de auto-organización y auto-cuidado.
  • Refuerza su auto-valoración reconociendo sus capacidades y apoyando el desarrollo de sus intereses sin juicios.
  • Apórtales contención cuando lo requieran, que sepan que pueden recurrir a ti en cualquier circunstancia.
  • Reconoce con ellas y ellos que equivocarse nos da la oportunidad de aprender y mejorar, que tú también estás aprendiendo y eso es parte de la vida.
  • Modela para ellas y ellos los valores que te parece importante que adquieran, buscando ser congruente y reconociendo cuando algo no está funcionando.
  • Valida sus emociones y apórtales elementos para que aprendan a reconocerlas y expresarlas abiertamente sin lastimarse y sin lastimar a otros.

Tú puedes llevar estos conocimientos a las familias más vulnerables en el país, súmate a Defensores de la Niñez y hazlo posible.

 

Poner en práctica estas acciones implica muchos cambios en la forma en la que nos comunicamos y convivimos con nuestras hijas e hijos, pero sin duda, mejorará tu relación con ellas y ellos. Además, desterrarás de tu hogar la disciplina violenta, tan tóxica en su desarrollo.

 

boton-blog