Bienvenido al movimiento Save the Children

¿CÓMO PUEDE EL GOBIERNO MEXICANO PROTEGER A LA NIÑEZ DEL COVID-19?

Medidas México COVID-19_Save the Children

El COVID-19 no solo tiene un impacto en la salud, también tiene consecuencias económicas, sociales y familiares que los gobiernos están obligados a combatir.

La pandemia de COVID-19 está teniendo un fuerte impacto social y económico que nos afecta a todas y todos, particularmente a los más de 40 millones de niñas y niños en México, quienes en su mayoría no pueden ejercer su derecho a la salud, protección social o aprendizaje. Por eso, desde Save the Children hemos exigido al gobierno de México que asegure el bienestar de niñas, niños y sus familias.

Para que esto sea posibe, será necesario que el Estado se enfoque en reforzar 2 importantes disposiciones gubernamentales: el plan de reactivación económica y las medidas para reducir la violencia intrafamiliar.

5 cifras que explican por qué:

  1. De los casi 40 millones de niños, niñas y adolescentes que viven en México, más de la mitad se encuentran en situación de pobreza y 4 millones viven en pobreza extrema.

  2. 5 millones de niñas y niños no tienen acceso a servicios de salud.

  3. Casi 10 millones no tienen acceso a una alimentación suficiente, lo que puede empeorar si las madres o padres enferman o pierden su empleo, y dejan de percibir ingresos económicos.

  4. 6 de cada 10 niñas y niños son criados en sus hogares con métodos violentos que incluyen castigo físico y agresión psicológica.

  5. Más del 80% de las mujeres de 15 años y más han sufrido abuso sexual durante su infancia, la mayoría por parte de un familiar; siendo su hogar el principal espacio de riesgo.

Es por esto que, en las condiciones y circunstancias que hoy nos encontramos, es indispensable que el gobierno sostenga su compromiso con la protección de los derechos de niñas, niños y sus familias, tomando las medidas necesarias para impulsar tanto la reactivación de la economía, como la prevención del incremento de la violencia en los hogares.

Para impulsar la reactivación económica, Save the Children llamó al gobierno a:

  • Asegurar un ingreso económico básico para las personas que trabajan en el sector informal, para quienes han perdido o han visto reducciones en sus ingresos a partir de la pandemia, y en general, para todas las personas que hoy no tienen acceso a programas de protección social.

  • Establecer estímulos fiscales para micro, pequeñas y medianas empresas para que puedan soportar la disminución temporal de sus ingresos y así, mantener los empleos que ya generan.

  • Mantener una colaboración corresponsable con las grandes empresas y tomar las medidas necesarias para proteger a las y los trabajadores y sus ingresos económicos.

Cabe mencionar que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha hecho recomendaciones como estas para toda la región, ya que se estima que 35 millones de personas entrarían en situación de pobreza en America Latina si no se implementan las políticas públicas adecuadas.

Por otro lado, los índices de violencia en el hogar han aumentado de manera alarmante durante la cuarentena. Ante esta situación, Save the Children también hizo un llamado al Sistema de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), a coordinar esfuerzos para:

  • Implementar una estrategia de comunicación dirigida a niñas y niños sobre cómo prevenir y detectar factores de riesgo, los diversos tipos de violencia, los mecanismos de denuncia y su uso responsable.

  • Difundir herramientas que permitan a madres, padres y otros cuidadores llevar una crianza con ternura hacia sus hijas e hijos; y establecer medidas de acompañamiento y orientación para atender la salud mental de padres, madres y cuidadores, y de niñas y niños.

  • Fortalecer los mecanismos de identificación de situaciones de violencia intrafamiliar, de denuncia, y canalización de casos, para asegurar que niñas, niños y mujeres expuestas a violencia, reciban atención y protección en unidades especializadas, y tengan acceso inmediato a la restitución de sus derechos.

Todas las estrategias implementadas deben llegar a todas las niñas, niños y sus familias, reconociendo la diversidad social que existente en México, así como las vulnerabilidades a las que se enfrentan la niñez con discapacidad, indígena, afrodescendientes, sin cuidados familiares, migrantes, en situación de calle o aquellos que se encuentran privados de la libertad.

Desde Save the Children seguiremos trabajando para que los mandatarios desarrollen y apliquen un plan integral con los recursos necesarios para asegurar que niñas, niños y adolescentes tengan un presente y un futuro digno.

 

boton-blog