Bienvenido al movimiento Save the Children

comunicado emergencia nacional

Header ok.jpg

México atraviesa por momentos muy difíciles que han tocado lo más profundo de nuestra humanidad como país.

 

A las y los mexicanos nos invaden sentimientos de incertidumbre, impotencia y dolor ante las vidas que se han perdido, ante la tragedia en algunas escuelas, ante la situación en las calles donde muchas personas, entre ellas niños y niñas, se encuentran sin opción pues sus hogares desaparecieron o ya no son seguros. 

 

Pese a esos sentimientos presentes, esta situación ha motivado nuestra capacidad de respuesta y nuestra necesidad de solidarizarnos y acercarnos como seres humanos. Esas necesidades, se manifiestan de diversas formas: en una gran cantidad de personas retirando los escombros, llevando a las áreas afectadas los materiales y víveres que se requieren, ofreciendo sus hogares para quienes se quedaron sin ellos, entre muchas otras acciones que reflejan una participación muy activa.

 

En esta situación tan dolorosa, la sociedad civil mexicana está demostrando su capacidad de pensar y actuar en colectivo, tratando de rescatar lo fundamental de lo que somos como seres humanos. Este es momento de voltear a ver a los demás, a los más vulnerables, a quienes aún se encuentran en riesgo, a quienes han perdido a sus seres queridos y a quienes se han quedado sin su patrimonio.

 

Las niñas y los niños requieren también una atención especial. Primero hay que garantizar su supervivencia asegurándonos del rescate y atención médica de quienes lo necesitan. Luego, es importante prevenir experiencias traumáticas, estando cerca de ellos, acogiendo sus emociones, atendiendo sus dudas y brindándoles confianza y seguridad. Esto no siempre es fácil para adultos que se encuentran en una situación de crisis, por lo que Save the Children en alianza con HSBC y Fundación C&A, ha establecido espacios amigables para brindar apoyo psico-emocional a las niñas y niños que se encuentran en mayores condiciones de vulnerabilidad ante la emergencia y también para responder a otras necesidades inmediatas de ellas, ellos y sus familias.   

 

Frente al panorama, es importante estar conscientes de que este es tiempo también de vernos a nosotros mismos, de restablecer nuestra propia calma y buscar nuestra paz interior para estar en condiciones de compartir con los demás nuestras manos, nuestros corazones.

 

El restablecimiento de la serenidad debe traer consigo una reflexión sobre los abusos que hemos cometido como humanidad. Los huracanes y los dos terremotos que sacudieron a México en las dos últimas semanas son una consecuencia del desequilibrio que hemos generado en la naturaleza y nos debe llevar a efectuar acciones relacionadas con nuestro entorno ambiental y a un replanteamiento de nuestras opciones de reconstrucción del tejido social.

 

Como toda la población, Save the Children, HSBC y Fundación C&A nos sumamos al compromiso demostrado por la sociedad civil para seguir trabajando en el acompañamiento y atención de quienes hoy se han visto más afectados por estos desastres.

 

Sigamos trabajando para dar respuesta oportuna a las necesidades inmediatas y evaluando las opciones para garantizar una reconstrucción integral y regeneración individual y social a través de nuevas alternativas que nos permitan propiciar y mantener la unidad y valorarnos como humanidad.

 

Mantengamos la solidaridad, la hermandad, el deseo de lucha por rescatar nuestras vidas como mexicanos y sigamos impulsando un país basado en los derechos humanos, la erradicación de la violencia y de las barreras de inequidad. 

 

Hoy más que nunca México de pie, México con fuerza y con un gran ánimo, energía y estrategia para seguir adelante.

 

 

 

 

boton-blog