Bienvenido al movimiento Save the Children

Familia

27.6% de las niñas, niños y adolescentes no tiene acceso a una alimentación adecuada. Por eso Save the Children busca garantizar el derecho a la salud de niñas y niños.

Rudi tiene nueve años y vive con su familia: su mamá, su papá, su hermano y una de sus tres hermanas. Todos juntos viven en un pueblo de la comunidad maya en el estado de Yucatán, México.

En agosto de 2015, una inundación arrasó los cultivos de su familia y mató a casi todos sus animales, lo que los dejó luchando por encontrar lo suficiente para comer.

Una noche empezó a llover, y el agua subía muy rápido. Cuando nos despertamos, las aguas de la inundación fluían. El agua era alta, como de un metro de altura, y llegó a mi huerto. Los campos de maíz se destruyeron y lo único en lo que podíamos pensar era: ¿qué vamos a comer? - Mamá de Rudi

Como parte de nuestro programa de salud y nutrición, Save the Children ha ayudado a la familia de Rudi a construir un jardín para cultivar frutas y hortalizas, asegurando que puedan obtener una dieta diversa y saludable. Ahora cultivan chile, lechuga, tomates, menta, chaya, cebolla, rábano, entre otros. ¡Tu apoyo puede ayudar a más niñas y niños!

 

CH18239

“Save the Children nos enseñó cómo es la tierra y cómo podemos hacer crecer las plantas” 
- Rudi.

El padre, la madre y el hermano cuidan el jardín, mientras que él ayuda a alimentar a los animales y hace la limpieza. Él dice que el programa de Save the Children también le enseñó sobre la buena higiene y la nutrición. También comentó que ayuda a que las niñas y niños, así como sus papás, preserven y se enorgullezcan de la cultura y las tradiciones mayas, cultura que a menudo es discriminada.

En Save the Children estamos seguros que niñas y niños tienen derecho a un desarrollo pleno y a tener una buena salud.

Save the Children lo hace posible promoviendo alimentación saludable, activación física, prevención de adicciones, salud sexual y reproductiva. Súmate y ayúdanos a llegar a más niñas y niños como Rudi.

boton-blog