Bienvenido al movimiento Save the Children

Los primeros 1,000 días de vida y el efecto del VIH/Sida para el desarrollo integral de niñas y niños

efecto del VIHSida para el desarrollo integral de niñas y niños

 

En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, es fundamental unir esfuerzos para visibilizar las dificultades a las que se enfrentan niñas y niños afectados por el VIH-Sida.

 

Los primeros 1,000 días de vida son un periodo clave para el crecimiento de las niñas y los niños; es en esta etapa se sientan las bases para su desarrollo cognitivo, físico, emocional y social. Por lo tanto, para garantizar que alcancen su potencial, es esencial que cuenten con un cuidado cariñoso y sensible que asegure una buena salud y nutrición, seguridad y protección, atención receptiva, y oportunidades para el aprendizaje temprano.

 

Sin embargo, las niñas y niños que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida-Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH-Sida) se enfrentan a retos que atentan contra su desarrollo integral durante sus primeros 1,000 días de vida. En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, es fundamental que unamos esfuerzos para visibilizar las dificultades a las que se enfrentan las niñas y los niños afectados por el VIH-Sida, mejorar su calidad de vida, y disminuir el número de futuras infecciones.

 

El VIH es un virus que infecta el sistema inmune de las personas, deteriorando su función de protección contra infecciones y enfermedades, mientras que el Sida es la enfermedad causada por el virus del VIH, en donde el sistema inmune se encuentra muy dañado por el virus y ya no puede luchar contra las enfermedades[1],[2].

 

El VIH se contagia vía transmisión sexual, transfusiones o exposición sanguínea, o inyecciones infectadas[3]. Durante los primeros 1,000 días de vida, las niñas y niños pueden estar expuestos al VIH a través del embarazo, parto o puerperio, o durante la lactancia materna[4]. Sin embargo, dado que la lactancia materna es clave para la supervivencia de las y los recién nacidos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), recomiendan que las madres que viven con el virus del VIH alimenten con leche materna a sus bebés, mientras mantienen un tratamiento antirretroviral[5]. De esta forma, pueden continuar brindando lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses de vida, y de manera complementaria hasta los 24 meses[6].

 

Las niñas y los niños que viven con VIH se enfrentan a los siguientes factores de riesgo, durante sus primeros 1000 días[7]:

 

  • Nacer prematuramente o con bajo peso;
  • Desarrollar cuadros graves de neumonía o enfermedades diarreicas;
  • Ser más propensos a contraer enfermedades como tuberculosis;
  • No lograr un crecimiento físico adecuado para su edad, debido a la falta de lactancia materna;
  • Ser excluidos o discriminados de espacios de cuidado y educación inicial, limitando las oportunidades de interacción con otras niñas, niños, adultos o su entorno;
  • Si sus madres, padres o cuidadores viven con VIH, las niñas y los niños pueden presentar riesgo de orfandad o de recibir menos cuidados de sus madres y padres, quienes pueden padecer problemas de salud por enfermedades asociadas al VIH.

A pesar de los importantes logros para la prevención y tratamiento del VIH, para reducir el número de contagios de niñas y niños, como el uso de agentes antirretrovirales o realización de cesárea selectiva[8], en México siguen presentándose casos de infección en niñas y niños.

 

Desde el año 1983 hasta el 2020, se han notificado 1,321 casos de VIH en niñas y niños menores de 1 año y 2,194 en niñas y niños de 1 a 4 años[9].Si bien en los últimos años el número de casos notificados en estos grupos de edad ha disminuido, alrededor del 85% de los casos son por transmisión perinatal, es decir, el contagio ocurrió durante el embarazo, el parto o a través de la lactancia materna[10]. Además, según registros del sector de salud pública, la tasa de cobertura de detección del VIH en mujeres embarazadas es apenas del 66%[11].

 

Lamentablemente, las niñas y niños infectados con VIH a través de la transmisión perinatal, a menudo fallecen antes de que se sepa que están infectados con el virus[12]. La progresión de la enfermedad del VIH es muy rápida durante los primeros 1,000 días de vida, por lo que es necesaria la identificación oportuna y un tratamiento inmediato. Precisamente, la ausencia de un tratamiento adecuado y oportuno conlleva a que la tasa de mortalidad para aquellas niñas y niños que viven con VIH llegue hasta un 50 %[13].

 

En este sentido, vemos con preocupación los reportes en prensa que han expuesto el desabasto de antirretrovirales en algunas instituciones de salud pública del país[14]. La falta de un tratamiento oportuno para el VIH vulnera el derecho a la salud de las niñas y los niños que viven con VIH, que además también son población de riesgo ante la pandemia por Covid-19.

 

Es fundamental contar con un Sistema de Salud robusto que garantice el derecho al acceso a la salud de todas las niñas y los niños. En este sentido, hacemos un llamado a la Secretaría de Salud, a asegurar el suministro suficiente y distribución de tratamiento antirretroviral en el país. Lo anterior, además de permitir el cuidado y protección a la salud de las niñas y niños con VIH, ayudaría a evitar que los servicios de salud se saturen.

 

De la mano con el tratamiento, es fundamental mejorar los servicios de detección del VIH durante el periodo perinatal, no sólo aumentando la cobertura de detección, sino también garantizando que el personal de salud cuente con capacitación actualizada de métodos de diagnóstico y tratamiento durante la pandemia por Covid-19.

 

Finalmente, necesitamos hacer un cambio cultural profundo para erradicar la estigmatización que existe contra las personas infectadas por VIH-Sida. Las niñas y los niños que viven con VIH-Sida deben contar con la protección y promoción de sus derechos, y recibir un cuidado cariñoso y sensible que les permita un desarrollo integral adecuado para así alcanzar su potencial.

 

 

[1] OMS. Temas de salud: VIH/SIDA. Consultado en: https://www.who.int/topics/hiv_aids/es/

[2] ONUSIDA (2011). Orientaciones terminológicas de ONUSIDA. Consultado en: https://www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/JC2118_terminology-guidelines_es_0.pdf

[3] Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (2019). Información básica sobre el VIH. Consultado en: https://www.cdc.gov/hiv/spanish/basics/transmission.html#anchor_1566553231

[4]OMS (2019). La lactancia en la prevención de la transmisión maternoinfantil del VIH. Consultado en: https://www.who.int/elena/titles/hiv_infant_feeding/es/

[5] OMS y Unicef (2016). Guideline, Updates on HIV and Infant Feeding. Consultado en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/246260/9789241549707-eng.pdf;jsessionid=F0A6CE43D089E92722DD88E90732F4B0?sequence=1

[6] Ibídem.

[7] World Health Organization. (‎2020)‎. Nurturing care for children affected by HIV: early childhood development and children affected by HIV. World Health Organization. https://apps.who.int/iris/handle/10665/332904.

[8]Lartigue, Teresa, & Maldonado-Durán, J. Martín. (2004). Gestación, maternidad e infecciones de transmisión sexual, VIH/SIDA. Perinatología y reproducción humana, 18(2), 65-72. Consultado en: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0187-53372004000200001&lng=es&tlng=es.

[9] Dirección de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Transmisibles de la Secretaría de Salud (2020). Informe Histórico VIH Día Mundial 2020. Consultado en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/594852/Informe_Hist_rico_2020_DVEET_VIH_D_a_Mundial_2020_vFrev.pdf

[10] Ibidem.

[11] CENSIDA (2019). Día Mundial del Sida. Consultado en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/513718/BOLETIN_D_A_MUNDIAL_28_NOV_VFIN.pdf

[12] CENSIDA (2012) Informe Nacional de Avances en la Lucha Contra el SIDA. Consultado en http://www.unaids.org/en/dataanalysis/knowyourresponse/countryprogressreports/2012countries/Informe%20Narrativo%202012_Mexico20120625.pdf

[13] Save the Children (2013). Meta Cero: Terminemos con la Inequidad y la Pobreza Extrema en México. Consultado en: https://www.savethechildren.mx/sci-mx/files/16/16df3b18-560d-4812-9d08-070b69279e16.pdf

[14]Animal Político (2020). Personas con VIH denuncian nuevo desabasto de antirretrovirales en el IMSS. Consutlado en: https://www.animalpolitico.com/2020/02/persona-vih-desabasto-antirretrovirales/

boton-blog