Bienvenido al movimiento Save the Children

EGLANTYNE JEBB, PRECURSORA DE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ

EJ 1

“Los niños no son en absoluto responsables de las guerras, y son la mejor esperanza para evitar otra.”

Eglantyne Jebb, precursora de los derechos de la niñez, fue una mujer adelantada a su época: educada, empoderada, altruista y activista en un momento donde el papel de la mujer aún estaba destinado al hogar, donde la esclavitud, el racismo, la discriminación y la violencia eran algo cotidiano. Los Derechos de la Niñez eran sólo un sueño en un contexto de guerras y crisis. 

La fundadora de Save the Children nació el 25 de agosto de 1876 en la comunidad de Ellesmere, condado de Shropshire, Inglaterra. Su padre fue abogado, su madre, una emprendedora preocupada por la niñez de su comunidad que generó un espacio dentro de su casa para enseñar ciencias del hogar y manualidades a las personas menos favorecidas. Así logró mejorar las perspectivas de vida de niñas y niños con el apoyo de toda la familia.

Eglantyne Jebb tuvo una infancia feliz y una buena educación, además aprendió francés y alemán. A los 19 años decidió estudiar historia en la Universidad de Oxford, pero su preocupación por la niñez la llevó a formarse para convertirse en maestra.

Tú también puedes ser como Eglantyne Jebb. Conviértete en Defensor de la niñez. 

 

EJ 2

Sus inicios como maestra no fueron fáciles. A pesar de tratar de innovar, las visibles necesidades de sus alumnos la hacían plantearse el poder hacer algo más para mejorar sus condiciones de vida. Sabía que la situación de niñas y niños británicos no era la mejor.

En 1913, Jebb comenzó su labor humanitaria durante la Guerra de los Balcanes repartiendo comida. En las filas para recibir alimento conoció a niñas y niños huérfanos, tristes y que incluso habían olvidado cómo sonreír, jugar o hacer amigos. Nunca olvidó esa experiencia. 

En 1914, tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, se dedicó a recolectar notas de prensa e informes sobre la situación de la niñez durante el conflicto, mismas que logró publicar en un periódico de Cambridge. Se desplazó por diferentes lugares del Reino Unido para sensibilizar sobre los efectos de la guerra en la niñez y declaró: “Los niños de Europa necesitan alimentos, médicos, enfermeras y los necesitan ahora mismo”.

EJ 3

En 1919, con el apoyo incondicional de su hermana, Dorothy Buxton y otras personas, realizó una manifestación en Trafalgar Square de Londres, apoyada con fuertes imágenes de niñas y niños afectados por la hambruna en Europa. Jebb y sus acompañantes fueron arrestados por distribuir "folletos escandalosos".

Ante la nula respuesta de su gobierno, expresó “Es necesario poner en pie una organización para salvar a los niños.En mayo de 1919 fundó Save the Children Fund en una audiencia pública en la Royal Albert Hall de Londres.

En 1921, Save the Children ya apoyaba las necesidades de la niñez refugiada a través de donaciones individuales que sumaban más de £10,000, cantidad que fue destinada a diversas organizaciones locales que brindaron alimentación y educación a niñas y niños en Alemania, Austria, Bélgica, Francia, Hungría, los Balcanes, las y los refugiados armenios en Turquía y más tarde a la niñez rusa víctima de la hambruna.

Para Eglantyne Jebb “La beneficencia moderna ha de tener objetivos muy claros e intentar alcanzarlos con la misma inteligencia, cuidado y rigor con el que lo hacen las mejores empresas industriales y comerciales”.

Tú puedes ser parte de este movimiento global

 SÚMATE

Eglantyne Jebb murió en 1928, pero su legado continúa hasta el día de hoy. Save the Children trabaja en 120 países y apoya de manera directa a 50 millones de niñas, niños y adolescentes en programas de salud, educación, protección, emergencias, respuesta humanitaria y otros.

El legado de Eglantyne Jebb no sólo es para Save the Children, también para otras organizaciones por sus acciones para formalizar y dar inicio a la filantropía moderna, pero sobre todo la universalización de los Derechos de la Niñez.

Tu compromiso, así como el de Eglantyne, puede cambiar miles de vidas cada año. Únete en nuestro Centenario. 

 

boton-blog