Bienvenido al movimiento Save the Children

Graves inundaciones amenazan a la niñez en Siria

Inundaciones en Siria_Save the Children

 

Noroeste de Siria: Graves inundaciones matan a un niño y obligan al menos a 20,000 a abandonar sus hogares mientras el país cumple casi 10 años en conflicto armado.

 

Amán, 19 de enero de 2021. Un niño de seis años murió y más de 20,000 niños han sido desplazados por las fuertes inundaciones en el noroeste de Siria, compartió hoy Save the Children.

 

Alrededor de 41.200 personas han sido afectadas por una fuerte tormenta que provocó inundaciones extremas el lunes en el norte de Idlib y el oeste de Alepo. La mayoría de las personas afectadas se han enfrentado por años al destierro de sus hogares debido al conflicto.

 

Al menos 62 campamentos y 2,558 tiendas de campaña fueron dañados o destruidos por la tormenta, arrasando con las únicas posesiones que tenía la gente después de casi una década de desplazamiento.

 

Decenas de miles de personas se dispersaron para refugiarse de la tormenta en escuelas y mezquitas. Otras personas tuvieron que dormir al aire libre, con temperaturas bajo cero.

 

La tormenta también causó daños a dos escuelas, lo que se suma a los temores por la educación, en un área donde los socios de Save the Children han informado que han perdido el acceso a casi el 50% de los estudiantes desde el brote de COVID-19 desde marzo del año pasado. Los dos espacios de aprendizaje temporales que cerraron por la pandemia, fueron administrados por los socios de Save the Children.

 

Mazen*, de 10 años, vive en un campamento en el norte de Idlib, afectado por las inundaciones. Asustado nos compartió:

 

“Aquí en el campamento, nuestras tiendas están inundadas, hay lodo y el suelo se ha convertido en un pantano. No podemos movernos ni dejar nuestras carpas.

¡Queremos salir a buscar pan, pero no podemos!

 

No podemos conseguir nada, no tenemos calefacción, hace frío y la lluvia es muy fuerte. Calentamos sobre fogatas con la madera que nos han proporcionado, ¡No es suficiente!".

 

Con más de 1,5 millones de personas desplazadas en el noroeste de Siria, el clima extremo de este invierno ha causado estragos en las familias que no se recuperan de diez años de conflicto, desplazamiento, además del COVID-19 que se propaga sin control por toda la región.

 

Inundaciones en Siria 2_Save the Children

 

Ayman *, de 30 años, detalló:

 

“Fui desplazado de la zona rural del sur de Idlib hace aproximadamente un año y cuatro meses. Luchamos con el mismo problema todos los años, lluvias torrenciales que provocan inundaciones, un diluvio de lodo y terreno pantanoso.

 

Una carpa aquí estaba completamente inundada, así que la rodeamos con arena (para evitar que entrara el agua) y la arreglamos. Estamos desesperados por tener alguna fuente para calefacción, combustible, leña, cualquier cosa.

 

En estas duras circunstancias, la mayoría de la gente no puede permitirse la calefacción”.

 

El acceso a cientos de campamentos adicionales en el área, se ha vuelto difícil, lo que ha dejado a miles de familias sin ayuda humanitaria que les salve la vida.

 

La directora de respuesta de Save the Children en Siria, Sonia Khush, declaró: “Me entristece la noticia de la muerte de un niño tras las graves inundaciones en el noroeste. Esta es otra pérdida de vidas en casi diez años de sufrimiento para el pueblo de Siria. Miles de familias no podrán recuperarse de esta tormenta durante mucho tiempo. Muchos han perdido todo por lo que trabajaron duro. Y las niñas y niños no saben dónde van a pasar la noche.

 

Hacemos un llamado a la urgente ampliación de los esfuerzos para ayudar a niñas, niños y las familias en las áreas afectadas. El acceso humanitario transfronterizo debe facilitarse con urgencia, y todas las partes en el conflicto deben llegar a una solución que evite el sufrimiento de miles de personas”.

 

Inundaciones en Siria 3_Save the Children

 

Save the Children y sus socios están tratando de proporcionar ayuda humanitaria esencial, pero no han podido llegar a tres de los campamentos debido a que las carreteras son prácticamente pantanos por las inundaciones. Otros campamentos donde implementábamos servicios de vacunación y donde se instaló un centro de planificación familiar, también son inaccesible.

 

Con la rápida inflación de la libra siria junto con la pandemia de Coronavirus, las recientes inundaciones solo incrementarán las necesidades en la zona. La gente necesita desesperadamente calefacción, combustible, dinero en efectivo para la rehabilitación de las tiendas y para el transporte, canastas de alimentos, tiendas de campaña, colchones y mantas.

 

Save the Children ha comenzado a planear su respuesta para proporcionar kits de impermeabilización, reparar las redes de drenaje y de agua alrededor de los campamentos, a fin de auxiliar de manera urgente a las familias más vulnerables, pero el acceso a ella y ellos es muy complicado..

 

boton-blog