Bienvenido al movimiento Save the Children

HEART, EL PROGRAMA DE SANACIÓN PARA NIÑAS Y NIÑOS

Conoce el programa que ha logrado ayudar a niñas y niños sanar por medio de las artes. 

HEART (Sanación y Educación a través de las Artes por sus siglas en inglés) es un programa de Save the Children que brinda apoyo socioemocional a las niñas, niños y adolescentes que viven en contextos inseguros a causa de la violencia, tanto en sus hogares como en sus comunidades. Este programa además de estar presente en la Ciudad de México se lleva a cabo en los estados de Baja California, Chiapas, Oaxaca y Puebla.

Tu compromiso ayuda a que niños y niñas vivan HEART 

Desde que entré a Save the Children, HEART fue uno de los programas que me llamó la atención porque no había visto antes que ninguna otra organización tuviera todo un programa para sanar emocionalmente a las niñas y niños por medio de las artes, dándoles un espacio para expresarse, plasmar sus vivencias y emociones utilizando su creatividad.

La semana pasada tuve la oportunidad de participar en uno de los talleres. Fue en un Centro Comunitario ubicado en Chimalhuacán, Estado de México, donde se hicieron dos actividades, una con las mamás y papás y otra con las niñas y niños.

El primer taller fue con las mamás y papás. Primero hicimos un par de juegos y después comenzó la actividad llamada animal seguro, que consiste en que cada persona haga con plastilina su animal favorito y una vez que tiene su animalito, debe construirle un espacio seguro para vivir. Al finalizar, cada quién tuvo la oportunidad de compartir con los demás cuál era el animalito que había hecho y qué elementos incluyó para construirle un espacio seguro. Todos construimos un hogar para el animalito.

Odette, promotora del programa, explicó que los espacios seguros se construyen y no solamente son espacios físicos, sino también pueden ser emocionales, en los que todos sintamos la libertad de expresarnos. Nosotros también podemos ser un espacio seguro para los demás. Juntos reflexionamos sobre lo que significa para cada uno de nosotros un espacio seguro y qué cualidades nos faltan para convertirnos en uno.

Me sorprendieron los comentarios de las mamás y papás participantes, todos reflexionaron en cómo crear lugares más seguros para sus hijos en casa, pero también sobre cómo poder acercarse más a ellas y ellos; estaban contentos y conmovidos. Dijeron sentirse cómodos y relajados con la actividad porque algunos tenían mucho tiempo sin haber jugado ni haber usado plastilina.

¡Súmate a Save the Children y ayúdanos a que niñas y niños aprendan a través de las artes!

Fue muy emocionante ver cómo con el uso de la plastilina se puede crear un cambio en la perspectiva de las mamás y papás sobre las dinámicas que tienen con sus hijos y fue mejor aún escucharlos hacer propuestas de cómo mejorar su relación. Aunque mi trabajo no sea en campo, me hizo sentir mucha satisfacción estar tras bambalinas de todo el trabajo que se hace con las niñas y niños para mejorar sus vidas.

Con las niñas y niños fue distinto, la actividad se llamó "Mural de mis cosas favoritas y consistió en que todo el grupo dibujara las cosas que más les gustan en un pliego de papel, desde frutas y animales hasta lugares. Durante la actividad todas las niñas y los niños se integraron, platicaban mientras dibujaban y compartían sus colores. Se veían las sonrisas en sus caritas.

Después de dibujar nos sentamos alrededor del papel y cada quién tuvo un espacio para explicar sus dibujos y por qué le gustaban esas cosas. Fue muy lindo crear un espacio entre las niñas y niños para escuchar y ser escuchado, donde se toma en cuenta lo que cada uno de ellos piensa y es valorado por los demás. Si así funcionara la participación e inclusión de las niñas y niños en la toma de decisiones y en las comunidades, la niñez en nuestro país viviría en un panorama totalmente diferente.

Muchas más niñas y niños pueden desarrollar las habilidades necesarias para su sanación ¡Da click aquí para formar parte de este programa!

 

boton-blog