Bienvenido al movimiento Save the Children

La Central de Abasto y Save the Children juntos por la niñez

save-the-children-central-de-abastos-convenio

 

“A partir de junio, abrimos nuestras puertas a Save the Children para apoyar su trabajo”, Sergio Palacios Trejo, Administrador General del FICEDA

 

La Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA) es la más grande del mundo. Ocupa 327 hectáreas y, cada día, trabajan en ella 90.000 personas y hasta medio millón la visitan. “Somos la segunda entidad económica más importante del país, solo por debajo de la Bolsa de Valores”, explica su Administrador General, Sergio Palacios Trejo.

 

En torno a la CEDA se generan cada año unos 9.000 millones de dólares. Es un centro estratégico de distribución de alimentos a lo largo y ancho del país. Recibe y distribuye alimentos desde y hasta todos los puntos de México. El consumo cotidiano de la población está garantizado gracias a un ritmo de trabajo que permanece en funcionamiento “24 horas al día, los 365 días del año”.

 

Pero la CEDA es, además, un espacio abierto a la ciudadanía, que apuesta cada vez más por un enfoque social transversal a sus actividades. De ahí surgió el interés por colaborar con Save the Children, que se ha materializado en la firma de un convenio de colaboración entre ambas entidades. En el marco de este convenio, personal de Save the Children recorrerá la Central de Abasto desde este mes de junio explicando el trabajo de la organización a favor de la niñez y adolescencia, con el objetivo de conseguir que cada vez más personas se unan a nuestra causa a favor de la infancia más vulnerable.

 

Entrevista-Sergio-Trejo-Central-de-abastos

 

“Lejos de esperar que se nos dé un agradecimiento por abrir las puertas a Save the Children, para nosotros, el agradecimiento es al revés, porque da visibilidad a la Central de Abasto y la gente empieza a verla, no como un lugar de compraventa de producto, sino como un lugar en donde pasan cosas”

 Sergio Palacios Trejo

 

Su compromiso con la niñez y adolescencia es firme. La CEDA opera una estancia infantil operada por el DIF para niñas, niños y adolescentes, principalmente hijos e hijas de trabajadores de la Central, y colabora de la mano de las autoridades para evitar el trabajo infantil en sus instalaciones. “Hay un estigma de que hay trabajo infantil en la CEDA, pero yo hago muchos recorridos y no he visto a ningún niño trabajando. A veces, los papás traen a sus hijos para que los ayuden, pero no es propiamente empleo infantil. No obstante, estamos supervisando esta cuestión”, detalla Sergio Palacios Trejo.

 

El 30 de abril de 2017, la CEDA celebró por primera vez el Día del Niño con un festival en el que niños, niñas y adolescentes pudieron disfrutar de una jornada festiva. La experiencia fue tan gratificante, que se repitió este año. En palabras del Administrador General del FICEDA: “Ver las caritas de los niños y niñas, su emoción y la dedicación que tienen motiva mucho e indica que hay que hacer más trabajo para seguir ayudando”.

 

 

boton-blog