Bienvenido al movimiento Save the Children

La vacunación para evitar el contagio de sarampión

Sarampion-vacunacion

 

Se ha detectado que hay un repunte en los casos de sarampión, lo cual puede ser grave especialmente para la vida de las niñas y los niños durante sus primeros 1,000 días de vida.

 

En los últimos meses, el gobierno de México ha enfocado sus esfuerzos y recursos a enfrentar la pandemia por COVID-19, tanto para evitar su propagación, como para atender a las personas que resulten infectadas. Sin embargo, la enfermedad COVID-19 no es el único brote que estamos enfrentando en el país. Se ha detectado que hay un repunte en los casos de sarampión, lo cual puede ser grave para todos los grupos de edad, pero especialmente para la vida de las niñas y los niños durante sus primeros 1,000 días de vida.

 

Al igual que el COVID-19, el sarampión es una enfermedad ocasionada por un virus que contagia las vías respiratorias, y que se propaga a través del contacto directo o el aire. Los niños y las niñas que no están vacunados o que sufren de malnutrición son más propensos a que el sarampión se complique gravemente, padeciendo de neumonía y encefalitis que, a su vez, puede derivar en pérdida de la audición, problemas de discapacidad intelectual o incluso la muerte. En el caso de las mujeres embarazadas, por ejemplo, que no cuentan con vacunas o anticuerpos del sarampión y se contagian, pueden dar a luz prematuramente o su bebé corre riesgo de nacer con bajo peso[1].

 

Afortunadamente, a diferencia del Covid-19, el sarampión es una enfermedad que puede ser prevenida gracias a la vacuna triple viral (SRP), la cual se recomienda aplicar en dos dosis, la primera al cumplir el año y la siguiente antes de los seis años[2]. Debido a que alrededor del 15% de niñas y niños que reciben la vacuna no desarrollan inmunidad con sólo una dosis, es muy importante que también se aplique la segunda como refuerzo para garantizar la protección efectiva[3]. Por lo anterior, las campañas de inmunización masivas son fundamentales para reducir el número de casos y muertes ocasionadas por el virus.

 

En México, gracias a esfuerzos como el Programa de Vacunación Universal, no se han originado casos locales de sarampión desde 1995[4]. Sin embargo, sí se han reportado casos que, según la Secretaría de Salud, fueron importados al país en los últimos años[5]. En efecto, entre el 23 de febrero y el 1 de mayo de este año, la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, reportó un total de 163 casos, de los cuales 40 son niñas y niños menores de 2 años, y solamente tres casos contaban con antecedente de vacunación[6].

 

Aunque estos nuevos casos se reportan como importados o asociados a importación[7], es importante destacar el riesgo que enfrenta la población, sobre todo niñas y niños, al no contar con el esquema de vacunación completo, el cual incluye las vacunas para el Sarampión.

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cobertura de vacunación con esquema de vacunación completo debería ser de 95%, mientras que en México la cobertura es del 90%[8]. Por otro lado, la OMS también ha establecido que el porcentaje de la primera dosis de vacunación en contra del Sarampión para niñas y niños de 1 año en países como México, de ingresos mediano alto, debería de ser del 94%[9]. Sin embargo, las cifras reportadas por el Observatorio Mexicano de Vacunación muestran que solamente el 14.6% recibe la primera dosis de SRP de manera oportuna al cumplir un año de edad de acuerdo a la Cartilla Electrónica de Vacunación[10].

 

Una de las principales razones por las que no se aplica la vacuna SRP oportunamente, es por el desabasto de vacunas en el sistema de salud. Para los cuatro primeros meses del año, se registró un desabasto del 5.35% para las primeras dosis de SRP[11]. Lo anterior está relacionado con múltiples factores que afectan el Programa de Vacunación Universal como: la falta de coordinación y planeación entre las instituciones de salud (IMSS, ISSSTE y el CenSIA) y de un sistema que permita unificar la información sobre la cobertura de las vacunas aplicadas, para así determinar el número preciso de vacunas que hay que adquirir; la falta de recursos humanos y materiales para lograr la distribución, resguardo y aplicación de las vacunas; e incluso las restricciones para la adquisición de vacunas que no están homologadas a los procesos de adquisición de mercados internacionales[12].

 

Consulta la cartilla de vacunación aquí 

 

Por otro lado, los problemas de inseguridad que impiden completar el esquema de vacunación en áreas de difícil acceso[13], aunado a la emergencia sanitaria por COVID-19 y las medidas de prevención adoptadas en el país, los padres, madres y cuidadores se pueden ver persuadidos a posponer la vacunación de sus hijas e hijos, aumentando el riesgo de contagio por sarampión u otros brotes infecciosos en sus comunidades.

Ante esta situación, a pesar de la crisis sanitaria actual, es fundamental que el Gobierno de México dirija esfuerzos para continuar con la promoción de vacunación a través de campañas masivas de información sobre la importancia de la inmunización, con las jornadas de vacunación en el país y el acceso a servicios de salud para las consultas de control durante la primera infancia. En ese sentido, se deben establecer lineamientos claros sobre las medidas de prevención que se deben adoptar durante la aplicación de las vacunas, garantizando la protección de todas y todos.

 

Por otro lado, el Gobierno debe contener el brote de sarampión que se ha gestado en el país. No sólo es importante que se cumplan las acciones de vigilancia epidemiológica para lograr la detección oportuna de los casos que ingresen al país, sino que es fundamental promover y asegurar el 94% de la cobertura oportuna de la primera y la segunda dosis de vacunación de SRP en el país[14], especialmente para las poblaciones más vulnerables y que no presentan prueba de vacunación. Por lo tanto, se deben dirigir esfuerzos para concretar un Registro Nominal de Vacunación, que permita recabar información sobre cada vacuna que se ha aplicado por niña o niño, y que ayude a mejorar los problemas de falta de información, coordinación entre entidades y distribución de vacunas en el país. Lo anterior, ayudará a mejorar el uso de recursos tanto humanos como materiales.

 

La vacunación es un derecho de la niñez, y es obligación del Estado mexicano garantizar que todas las niñas y los niños estén protegidos durante sus primeros 1,000 días de vida.

 

[1] CDC (2019). Complicaciones del Sarampión. Disponible en: https://www.cdc.gov/measles/symptoms/complications-sp.html

[2] Instituto Nacional de Salud Pública (2020). Retorno del Sarampión. Disponible en: https://www.insp.mx/avisos/5303-retorno-del-sarampion.html

[3]OMS (2019). Measles. Disponible en: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/measles

[4] CONAVE (Marzo, 2020). Situación Epidemiológica de Sarampión. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/541291/Aviso_Epidemiol_gico_DVEET_Sarampi_n_13mar2020_vFinal.pdf

[5] Ibidem.

[6] Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (1 de mayo, 2020). Casos confirmados de Sarampión en México. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/550153/Tabla_resumen_casos_confirmados_sarampion_2020.05.01.pdf

[7] CONAVE (Marzo, 2020). Situación Epidemiológica de Sarampión. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/541291/Aviso_Epidemiol_gico_DVEET_Sarampi_n_13mar2020_vFinal.pdf

[8] Dirección general de evaluación de desempeño de la Secretaría de Salud (2019). Indicadores PROCESA. http://www.dged.salud.gob.mx/contenidos/dedss/descargas/seg_metas/Indicadores_PROSESA.pdf

[9] OMS (2019) Full child immunization coverage estimates by World Bank Income Group. Disponible en: https://apps.who.int/gho/data/view.main.UHCIMMUNIZATIONWBv

[10] Observatorio Mexicano de Vacunación (30 de abril, 2020). Proporción de niños de 12 a 23 meses de edad registrados en la base de datos de la CEV con vacuna SRP. https://www.omevac.mx/pest-03

[11] Observatorio Mexicano de Vacunación (31 de marzo, 2020). Dosis no aplicadas por falta de biológicos registrados en la base de datos de la CEV. https://www.omevac.mx/pest-05

[12] CONEVAL (2020). Ficha de monitoreo 2017-2018 del Programa de Vacunación. https://www.coneval.org.mx/Evaluacion/Documents/EVALUACIONES/FMyE_2017_2018/FMyE_12_E036.pdf

[13] Ibidem.

[14] la OMS también ha establecido que el porcentaje de la primera dosis de vacunación en contra del Sarampión para niñas y niños de 1 año en países como México- de ingresos mediano alto, debería de ser del 94%

boton-blog