Bienvenido al movimiento Save the Children

Munni, de prometida a los 13 años a líder comunitaria

Munni_Save the Children

 

A pesar de los grandes avances para erradicar el matrimonio infantil, miles de comunidades alrededor del mundo continúan su práctica, aunque hay muchas niñas que se rebelan.

Munni hoy tiene 16 años, y vive en Musahar, un suburbio altamente marginado a las afueras de la ciudad de Patna, en el estado de Bihar, India. Su comunidad se considera sin casta y, como tal, enfrentan discriminación y condiciones muy precarias, donde el analfabetismo y matrimonio infantil son muy frecuentes.

 

Las niñas tienen un destino muy claro, casarse después de los 12 años, por lo que muchas familias no consideran necesario que asistan a la escuela, mucho menos que aprendan a leer o escribir. El destino de Munni también estaba planeado de esa forma, se casaría a los 13 años con un chico al que su abuelo y su padre habían elegido, pero alguien echaría este plan abajo.

 

La mamá de Munni, apoyada por el equipo de Save the Children, lograron impedir que la niña se casará, pero no fue una tarea sencilla, ya que su abuelo se empeñaba en la unión.

 

“Los trabajadores de Save the Children vinieron y hablaron mi abuelo, le explicaron que yo quería estudiar, entonces mi abuelo dijo que cambiaría el matrimonio para el próximo año. Mi mamá se negó y le contestó que no, que yo iba a estudiar, no a casarme.

 

Mi abuelo se enojó mucho y le preguntó a mi mamá qué ganaría yo estudiando, ella contestó que sí estudiaba, sería una mujer independiente, grande y que haría mucho por mi misma y mi futuro

Yo creo que es mejor que estudie, así podre ayudar a mis hermanos y mis padres a tener una vida mejor”. Compartió Munni.

 

Save the Children logró la prohibición del matrimonio de personas de 18 años en México, pero todavía la niñez en nuestro país vive bajo muchas amenazas, como la violencia. Ayúdanos a protegerles.

 

Munni con su grupo de alfabetización_Save the Children

 

Munni, hoy forma parte del “Grupo de la niñez” de Save the Children, donde se capacitó en alfabetización. Hoy junto a sus amigas cumplen una gran misión: alfabetizar a las mujeres de su comunidad.

 

Cuando comenzó a convocar a las mujeres a tomar clases, nadie la tomó en serio, pero consiguió que su madre y otras dos mujeres asistieran a la clase. Poco a poco más mujeres comenzaron a interesarse y hoy el grupo cuenta con 20 alumnas inscritas en su clase.

 

Como resultado de sus esfuerzos para alfabetizar a las mujeres de su comunidad, Munni y sus amigas se han ganado el respeto de la misma y son un gran ejemplo de la fuerza que tienen mujeres, niñas y niños para cambiar su presente y futuro.

 

El mensaje de Munni a otras niñas es claro: “Si tenemos educación, debemos compartirla a mujeres, a nuestros hermanos y hermanas, que son analfabetas. Solo así podremos tener un mejor futuro”.

 

¿Todavía no eres Defensora o Defensor de la Niñez? Súmate hoy y mejora el presente de la niñez y adolescencia en el país. Un pequeño esfuerzo que tiene el poder de transformar vidas.

 

 

boton-blog