Bienvenido al movimiento Save the Children

¿Por qué el pin parental atenta contra el derecho a la educación sexual?

Pin parental_Save the Children

Como adultos somos responsables de proteger y fortalecer los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

Este es el caso del derecho a la educación sexual, la salud sexual y la salud reproductiva, ya que pese a ser considerados temas tabú por algunas personas, son fundamentales para promover estilos de vida saludables, proveer información sobre los servicios sanitarios y métodos anticonceptivos, abordar la diversidad sexual, prevenir la violencia y, sobre todo, darle la oportunidad a cada niña, niño o adolescente de formarse un juicio propio y participar de manera responsable en el ejercicio de sus derechos y en el desarrollo de su personalidad.

Sin embargo, actualmente hay una amenaza directa al cumplimiento de estos objetivos. En México existe una propuesta legislativa mejor conocida como “Pin Parental” que propone otorgar a las madres, padres y tutores el poder de decidir sobre la educación que reciben sus hijas e hijos en los centros escolares, especialmente, en materia de educación sexual y reproductiva. La iniciativa se encuentra en los congresos de la Ciudad de México, Querétaro, Chihuahua, Baja California y Veracruz; además, ya ha sido aprobada en Aguascalientes y rechazada en el estado de Nuevo León.

Pero el debate no es una opción cuando la realidad es tajante y alarmante. El país presenta un panorama sombrío que nos exige actuar desde todas las aristas posibles. Por ejemplo, en 2018 se registraron 339 mil 504 nacimientos de madres adolescentes menores de 19 años de edad[1]. No obstante, en muchos casos, el trasfondo de estos embarazos remite a diversas situaciones como la violencia sexual, nupcialidad temprana, no uso o uso incorrecto de anticonceptivos y, en general, a una falta de educación integral sexual[2].

Esta es solo una de las razones por las que ninguna niña, niño o adolescente debe ser privado del pleno ejercicio de sus derechos y, por ello, debemos rechazar esta propuesta que no solo los vulnera, sino que también contraviene ordenamientos nacionales e internacionales. Y, que lamentablemente, tendrá consecuencias fatales en la sociedad como el aumento de acoso escolar, discriminación, homofobia, embarazo en edades tempranas, incremento de violencia, transmisión de VIH, abuso sexual, trata de personas, etc.

Nuestro llamado es a que en conjunto señalemos a quienes nos representan, nuestro más profundo desacuerdo con las modificaciones a los marcos jurídicos que atenten contra los derechos humanos y, por el contrario, exijamos que se refuercen contenidos educativos que protejan el derecho a una educación sexual integral.

 

 

[1] INEGI, 2018.Recolección de datos https://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/consulta/general_ver4/MDXQueryDatos.asp?proy=

[2] INMUJERES, 2019. Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente. https://www.gob.mx/inmujeres/acciones-y-programas/estrategia-nacional-para-la-prevencion-del-embarazo-en-adolescentes-33454

boton-blog