Bienvenido al movimiento Save the Children

SIRIA: SIN MEDICINAS, ALIMENTOS Y ROPA

fOTO NOTA 5 MAR.png

5 de marzo de 2018: A través de contrapartes de Save the Children en Siria hemos distribuido frazadas y ropa abrigadora de stock ya existente a cientos de residentes sitiados en Guta Oriental. 

Aunque se permitió la entrada de ayuda, el gobierno sirio tomó suministros médicos vitales del convoy de la ONU, incluidos kits quirúrgicos e insulina. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que alrededor del 70% de los equipos médicos fueron retirados en Damasco antes de que el convoy pudiera continuar su camino, equipo que podría haber salvado la vida de niños y niñas. Las contrapartes de Save the Children confirman la escases crítica de antibióticos y otros medicamentos para niños y niñas. Médicos informan sobre la reutilización de insumos básicos como vendajes y agujas para pacientes.

La situación en Guta Oriental es terrible, más de 600 muertes se han confirmado en las últimas dos semanas. Si bien hubo una pausa en los bombardeos aéreos por la mañana, horas después de una tregua humanitaria respaldada por Rusia los cañones continúan sus disparos, al igual que la vigilancia aérea.

Save the Children hace un llamado urgente al Consejo de Seguridad de la ONU para implementar la resolución 2401, que exige el cese de las hostilidades en toda Siria, incluidas las evacuaciones médicas y el acceso humanitario.

Sonia Khush, Directora de Respuesta Save the Children en Siria, expresó:

"La gente de Guta Oriental ruega por ayuda. La promesa del Consejo de Seguridad de la ONU de un alto el fuego debe convertirse en una realidad para niños y niñas atrapados en refugios subterráneos fríos y oscuros. Es hora de detener los bombardeos y permitir la entrada de ayuda humanitaria. Alrededor de 400,000 civiles inocentes están atrapados sin comida, agua o medicinas. Deben estar protegidos.

Cientos de personas necesitan ser evacuadas para recibir tratamiento médico y salvar sus vidas, acciones que se complican por los daños perpetrados a dos docenas de instalaciones sanitarias dañadas en los ataques. Niños y niñas están pagando el precio más alto.

¿Cuándo se sentará el mundo y tomará nota de lo que está pasando?”

Sólo cuentan contigo DONA AQUÍ

 

boton-blog