Bienvenido al movimiento Save the Children

SUDÁN CRIMINALIZA LA MUTILACIÓN GENITAL FEMENINA

Mutilación genital femenina Sudán_Save the Children

Cada año, 3 millones de niñas son sometidas a la mutilación genital femenina, principalmente en Asia y África. Hace unas semanas, Sudán dio un paso muy importante para erradicarla.

Save the Children acoge con beneplácito la aprobación del artículo 141 del Código Penal sudanés por parte del Gobierno de transición de ese país, destinada a criminalizar la mutilación genital femenina (MGF). La medida es un importante avance en los esfuerzos del gobierno para cumplir con su compromiso internacional y promover los derechos de las niñas en Sudán, y tiene el poder de marcar una gran diferencia en la vida de millones de niñas y mujeres. 

Arshad Malik, director nacional de Save the Children en Sudán, afirmó:

“La mutilación genital femenina es una grave violación de los derechos humanos básicos y una peligrosa vulneración de la integridad física de las niñas y las mujeres.

Esta práctica no es solo una violación de los derechos de las niñas, tiene graves consecuencias para la salud física y mental. La introducción de una ley nacional es un gran paso para erradicar la práctica por completo. Sin embargo, como la MGF sigue incrustada en las normas culturales y sociales, los esfuerzos deben continuar para aumentar la conciencia de la comunidad sobre esta práctica nociva. Además, las y los encargados de hacer cumplir la ley, jueces y líderes comunitarios en Sudán, deben ser informados y capacitados sobre la nueva ley para asegurar su implementación efectiva.

Valoramos las acciones que el gobierno sudanés ha tomado para adoptar nuevas leyes para prevenir y criminalizar esta práctica, y continuaremos apoyándole  en la lucha contra la MGF. Al hacerlo, continuará brindando servicios de prevención, protección y atención de la MGF, y creando conciencia sobre su impacto en las niñas, con el fin de erradicar esta práctica de una vez por todas”.

La MGF se refiere a la eliminación total, o parcial, de los genitales externos femeninos. También se conoce como "corte genital femenino" o "circuncisión femenina". La mutilación genital femenina puede causar una serie de  problemas de salud, como sangrado intenso, problemas para orinar, quistes e infecciones, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de muerte de las y los recién nacidos.

Desafortunadamente, la mutilación genital femenina es extremadamente común en Sudán, ya que el 87% de las mujeres sudanesas de entre 14 y 49 años se sometieron a alguna de sus variantes. Sin embargo, los esfuerzos de los grupos de derechos, incluido Save the Children, han resultado en un fuerte descenso en la práctica en niñas menores de 14 años. Las cuatro provincias de Sudán con alta prevalencia de MGF, también han introducido leyes que penalizan la práctica.

Eric Hazard, Director de la campaña y política panafricana de Save the Children, expresó:

“La mutilación genital femenina viola los derechos a la salud, la seguridad y la integridad física de las niñas, así como el derecho a estar libre de tratos inhumanos o degradantes, la tortura y la crueldad, y muchas veces, el derecho a la vida. Las niñas ya no deberían ser objeto de esta violación de sus derechos humanos basada en prácticas culturales profundamente arraigadas en la desigualdad de género.

Esta decisión debería ser una llamada de atención para otros países del continente que todavía permiten la mutilación genital femenina. Los países africanos necesitan leyes más estrictas, que protejan a las niñas y permitan que se castigue a los autores de esta práctica nociva. Esto no es suficiente, pero este es un primer paso muy importante para cambiar la actitud y el comportamiento de las comunidades frente a esa práctica".

Save the Children implementa una campaña para terminar con la mutilación genital femenina en 21 países de África, y no descansará hasta eliminar esta práctica que atenta contra la vida, dignidad y salud de millones de niñas. 

 

boton-blog