Bienvenido al movimiento Save the Children

Un modelo diferente de crianza para la niñez

Un modelo diferente de crianza para la niñez_Save the Children

Durante generaciones hemos heredado modelos de crianza que se enfocan en la violencia como disciplina, pero solo fomentan más conflictos.


La violencia generalizada que vivimos en México no surgió de un momento a otro, es resultado de la erosión del tejido social, pobreza, marginación, falta de acceso a oportunidades y un sinfín de problemas más. Las familias y sus dinámicas no están exentas a esa realidad, ya que varias de estas conductas son cometidas al interior del hogar y llevadas a cabo por sus integrantes más fuertes contra las y los más débiles y vulnerables.

Millones de niñas, niños y adolescentes son víctimas de la violencia a diario, sobre todo con los métodos disciplinarios que reciben en las que golpes, pellizcos, patadas, gritos, humillaciones y otras reacciones violentas son normalizadas. Esto sin tomar en cuenta los efectos que estas prácticas tienen en su desarrollo presente y futuro.

 

En Save the Children trabajamos todos los días para eliminar todas las formas de violencia contra la niñez, al interior de sus hogares y fuera de ellos. Tú tienes apoyar esta labor, súmate hoy. 


Erradicar la violencia y sus consecuencias es posible, sobre todo al interior de nuestras familias, donde generalmente comienza su círculo vicioso. Por eso te compartimos algunas propuestas que puedes considerar para generar una disciplina positiva en niñas, niños y adolescentes:

• Comprende que son capaces de tomar decisiones y de influir en los espacios donde conviven.
• Esfuérzate en afianzar su identidad: acéptales, escúchales y estimula su capacidad de auto-cuidado y auto-organización.
• Desarrolla su autonomía a través de espacios donde se fortalezca su confianza y libertad.
• Fomenta relaciones que admitan que los conflictos se resuelven a través del cuidado y el respeto.
• Acéptales y escúchales activamente, no juzgues ni excluyas.
• Aprende formas de comunicación no violenta y desarrolla acuerdos de convivencia, siempre intentado resolver de forma pacífica de los conflictos.
• Modifica los comportamientos en los que reacciones impulsivamente, mejor sé más consciente de lo que vas a hacer o decir.

La crisis de violencia en el país nos alcanza a todas y todos, ya sea de forma directa o indirecta. Por eso debemos reflexionar sobre nuestras conductas violentas, que la mayoría de las veces reconocemos como normales o propias de nuestra personalidad.

 

¿Alguna vez te has preguntado qué puedes hacer para mejorar las condiciones de vida de la niñez en México? Súmate a Defensores de la Niñez y beneficia a través de nuestros programas a miles cada día.

 

Generar espacios libres de violencia para la niñez es un gran paso, pero tú también puedes hacerlos parte de tu día a día. Toma un momento para reflexionar e identifica aquellas conductas violentas que ejerces voluntaria e involuntariamente, piensa por qué las haces y mira como otras personas siguen tu ejemplo. Después de darte cuenta por qué lo haces, tu convivencia será más sana y fluida, con menos estrés y más paz.

Nueva llamada a la acción