Bienvenido al movimiento Save the Children

#UnPlatoMás por la niñez jornalera

Un plato más por la niñez jornalera_ Save the Children

 

Las familias jornaleras que migran cada año a Sinaloa son uno de los sectores más vulnerables en México.

Para miles de niñas y niños de comunidades agrícolas, principalmente del sur del país, el verano de cada año conlleva un viaje a un lugar lejano. Ese traslado no es opcional, es el trayecto que deben emprender en familia a fin de obtener un salario semanal o diario por su trabajo en los campos agrícolas de Sinaloa.

 

Atrás se queda la escuela, la familia, amigas y amigos, mascotas y todo aquello que conforma su vida cotidiana. El viaje a Sinaloa es pesado, son muchas horas de traslado en condiciones de regulares a malas en camiones o camionetas sin ningún tipo de seguridad. 

 

Para la mayoría de las familias, la vida en Sinaloa es mucho mejor que en sus lugares de origen, pero para otras, es una carrera por la supervivencia, principalmente para niñas y niños. Lamentablemente, entre 7 y 12 niñas y niños pierden la vida cada temporada agrícola a causa de enfermedades relacionadas con la falta de higiene y atención médica (1). 

 

Tú puedes proteger a la niñez jornalera, solo necesitas poner #UnPlatoMás

 

Salarios que oscilan en $200 pesos al día, son insuficientes para cubrir las necesidades de una familia, por lo que madres y padres tienen que emplearse en el campo para al menos poder cubrir sus necesidades mínimas. 8, 10 o 12 horas de jornada laboral complican las dinámicas familiares, principalmente las de familias que tienen hijas e hijos.

 

Algunos campos agrícolas brindan seguridad social, vivienda y facilidades para sus trabajadoras y trabajadores, pero las y los jornaleros independientes, lidian con la falta de estas garantías, trasladándose de un campo a otro buscando la mejor paga por su trabajo.

 

Las niñas y niños padecen diversas necesidades, una de ellas es la falta de alimentación suficiente y nutritiva. Para Save the Children, la nutrición de estas niñas y niños representa una gran preocupación, por lo que operamos un proyecto en varias municipios del estado de Sinaloa, en donde niñas y niños de extracción jornalera tienen acceso a alimentación, cuidados y aprendizaje.

 

Los comedores comunitarios son para muchas niñas y niños, la única opción de alimentación saludable, por favor, ayúdanos a continuar esta labor.

 

Conoce algunos beneficios de estos espacios a través de los testimonios de sus participantes.

 

Karen*, 12 años, originaria de Oaxaca

Karen

 

“Yo le doy gracias a Save the Children porque nos ha dado nuestros alimentos y porque siempre nos ha apoyado. No ha habido un día que nosotros no comiéramos, aunque hubiera huracanes.

Ahora que estoy más grande sigo viendo el apoyo y no quiero que esto se acabe. Aquí siempre nos van a cuidar y van a estar atentos de nosotros”.

 

Patricia*, madre Karen, originaria de Oaxaca

Patricia

 

“Nosotros andamos en el campo, trabajando en el corte de tomate, pero estamos tranquilas porque la atención que le dan a nuestros hijos es buena. Yo le agradezco al programa de Children que siempre se han preocupado por nosotros y nuestros hijos.”

 

Liliana*, madre de familia originaria de Guerrero

Liliana

“Mis hijos asisten a la guardería y me dicen que los alimentos que les dan les gusta mucho y a nosotros se nos hace muy bien, porque nos vamos al corte y no nos da tiempo de guisar para ellos.

Ahí se quedan bien atendidos, y mis niños me dicen que si piden más tortillas y otro platito les dan más y ellos se ponen contentos”.

 

Los comedores comunitarios son la única opción para cientos de niñas y niños, que de no tener acceso a ellos, enfrentarían condiciones muy complicadas, principalmente por la falta de una alimentación adecuada y nutritiva. Además, estos espacios son un lugar seguro donde pueden permanecer y aprender mientras sus familias regresan de trabajar.

 

#UnPlatoMás es más que una campaña, es la posibilidad de que miles de niñas y niñas puedan tener tres comidas al día, protección y aprendizaje. Súmate hoy mismo.

 

Fuentes:

(1) Save the Children 

 

*Por cuestiones de privacidad y protección, los nombres en los testimonios fueron modificados.

 

 

 

boton-blog